Banco de Datos Genéticos y búsqueda de desaparecidos


Chungui 582En el Perú, la búsqueda de personas desaparecidas y la atención a las necesidades de sus familiares han sido atendidas de distintas maneras. Desde el 2001 existen fiscalías especializadas que se han hecho cargo de la investigación de violaciones a derechos humanos ocurridas entre 1980 y el 2000. Asimismo, estas fiscalías han contado con el apoyo técnico del Equipo Forense Especializado (EFE). Durante muchos años, esta ha sido la única alternativa que tenían los familiares para buscar a sus seres queridos; sin embargo, resultó insuficiente para obtener las respuestas que aún hoy esperan.

Después de varios años de demandar una política pública que atienda esta problemática, en junio del 2016 se promulgó la Ley N° 30470, Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas durante el período de violencia 1980-2000. Con esta ley, el Estado peruano reconoce que tiene una deuda pendiente con los familiares de las personas desaparecidas y con la sociedad.

DSC04547Este nuevo mecanismo incluye la creación de una oficina en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus), cuyo objetivo es diseñar e implementar un Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas priorizando el enfoque humanitario, el cual busca aliviar el sufrimiento de los familiares y procura dar respuestas sobre el paradero de las personas desaparecidas y, de ser posible, devolver los cuerpos a sus familiares para un entierro digno.

La ley, además, dota de herramientas y competencias a esta oficina para cumplir con el mandato y le asigna la tarea de coordinar el acompañamiento psicosocial a los familiares, así como el apoyo material y logístico.

A la fecha, el Minjus ha presentado un listado base de 20,329 personas desaparecidas, lista que es resultado de la consolidación de todas las fuentes –tanto del sector público como del privado– que cuentan con información sobre personas desaparecidas.

No obstante los avances, existen temas pendientes. Uno de ellos es la aprobación del proyecto de ley, presentado en noviembre del 2017 por el Poder Ejecutivo, que propone la creación del Banco de Datos Genético para la búsqueda de personas desaparecidas. La importancia de esta herramienta radica en la posibilidad de almacenar y centralizar tanto la información genética de los familiares como de los cuerpos recuperados en el proceso de búsqueda. En la actualidad no existe entidad que centralice y preserve esta información, por lo que el paso del tiempo puede generar que se pierda la posibilidad de identificar a más personas desaparecidas. Es vital recoger y preservar la información genética en un Banco de Datos Genético para aportar en los procesos de búsqueda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s