Realizan exhumaciones en Paccaypampa – Ocros (Ayacucho)

Entre el 11 y el 17 de diciembre de 2017, un equipo especializado forense realizó un proceso de exhumación e identificación de cuerpos del caso Paccaypampa – Ocros (Ayacucho), para proceder posteriormente a la realización de los entierros respectivos.

La exhumación requirió de meses de trabajo, ya que la zona fue afectada por constantes huaicos, que cubrieron el área de lodo, por lo que se necesitó de maquinaria pesada para mover la tierra. Ahora los sitios de entierro han sido despejados y se exhumaron ocho cuerpos de diferentes familias.

Sobre el caso

La madrugada del 17 de enero de 1984, un grupo armado de Sendero Luminoso llegó al pago de Paccaypampa-Alfapampa, ubicado en el distrito ayacuchano de Ocros, y acribilló a 25 personas, entre los que se encontraban miembros de la iglesia Evangélica Pentecostal. Varios de los pobladores fueron asesinados a cuchillazos delante de sus hijos. Antes de irse, los senderistas se apropiaron de los bienes y ganado de algunos pobladores. Ese año, la violencia dejó 100 víctimas fatales en Ocros según cifras del Registro Único de Víctimas.

Los familiares enterraron clandestina e improvisadamente a las víctimas en la capilla, la losa deportiva y en los alrededores de la zona, sin los preparativos ni cuidados propios de un entierro digno. Este caso es solo ejemplo de una situación recurrente en Ayacucho, al punto que en algunas provincias de dicho departamento se tiene registro de un sitio de entierro por cada 3 kilómetros cuadrados. De acuerdo con la CVR, Ayacucho aportó más el 40% de víctimas fatales de todo el periodo 1980-2000.

Años después, entre 11 y el 17 de diciembre de 2017, un equipo especializado forense debió llevar adelante un proceso de exhumación e identificación de cuerpos, para proceder posteriormente a la realización de los entierros respectivos.

El olvido y abandono de Ocros hicieron de este un distrito en el que varios episodios de violencia se sucedieron durante las décadas pasados. Conscientes de esta situación, en los años ochenta, las autoridades políticas de Ocros se dirigían a los más altos representantes del Estado para quejarse de la situación de abandono en la cual se encontraban. Denunciaban la diferencia de trato y la jerarquía que existía entre los muertos de la violencia. Así lo muestra la siguiente carta:

“Hemos llegado a conocer que en el parlamento se discute sobre la suerte de algunos periodistas, lo que está muy bien; pero muchos no dicen nada de tanto campesino que es degollado o muerto a tiros despiadadamente; incluso algunos periódicos hacen mucha bulla por algún periodista o senderista; pero no protestan contra los asesinatos que cometen los terrucos contra nuestras comunidades, matando ancianos, trabajadores, mujeres y niños y que están dejando en la orfandad a muchos niños (carta dirigida al presidente del Senado el 16 setiembre de 1984, consultada por Valerie Robin en el archivo personal de F.L.L., Ocros).”

Para apoyar su petición de intervención estatal, las autoridades de Ocros entregaron, anexada a sus memoriales, una lista con nombres setenta y siete comuneros asesinados en el distrito por Sendero Luminoso entre 1983 y 1984. Más adelante, el 18 de setiembre de 1989, el alcalde distrital, Miguel Angel Pando Prado, sería también asesinado.

IMG-20180124-WA0034

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s