“La otra espera” por Gabriela Wiener

En ‪#‎Reúne‬ queremos crear un vocabulario alternativo para hablar de nuestras historias y de nuestros familiares desaparecidos, de nuestra búsqueda y de nuestra espera. Y hoy, desde su columna en Diario La República, la escritora Gabriela Wiener se suma a la campaña con una nueva definición de la palabra “Espera”.

DSC_0057

La otra espera

Hace unas semanas me pidieron que escogiera una palabra de una lista y que propusiera un nuevo significado. La propuesta me la hizo llegar #Reúne, la campaña que quiere incidir en la necesidad de intensificar la búsqueda de personas desaparecidas entre los 80 y los 2000, creando un vocabulario alternativo para nombrar lo que no tiene nombre, ni título. La lista incluía palabras como ausencia, buscar, cuerpo, duelo, muerte, nombre, paisaje, trámite o incertidumbre. Yo elegí re-significar “espera”.
Me gusta la poesía involuntaria del diccionario: la espera puede ser el plazo señalado por el juez para ejecutar algo; o la calma, la paciencia, la facultad de no proceder sin reflexión. También el puesto en el que el cazador aguarda a su presa. Y una especie de cañón de artillería.
En el Perú, la espera ha sido todo lo contrario: la eternización de los procesos judiciales; la impaciencia que se torna en desesperación ante la impunidad; la falta de reflexión y memoria como deporte nacional. En el Perú el cazador no espera, mata, desaparece. Pero si tuviera que resignificar realmente la palabra espera, la vaciaría de su sustancia inmóvil y la llenaría de otras palabras, de palabras como resistencia. O rebeldía.
Pensando en palabras que son acciones me acordé de que Yuyachkani reestrena este mes Sin Título, algo que estos grandes teatreros hacen cada cierto tiempo como revulsivo contra el olvido y que no deberías perderte si aspiras a encontrar una nueva comprensión del fenómeno de la violencia en tu país. El suyo es un mosaico conceptual pero vivo y en movimiento, el de los espacios vacíos que habitan nuestra historia en común: 70 mil muertos, 6 mil fosas comunes, 15 mil desaparecidos. Como el proyecto #Reúne, la obra de los Yuyas también es una invitación a resignificar el pasado. A llenar el vacío con preguntas. Nada que esperar, todo que renombrar.

Lee la columna en el diario La República aquí –> http://bit.ly/1S2zD5A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s